Tome el control de su dinero

Una vez se establece la meta que se quiere alcanzar y el plazo, es importante realizar un plan financiero para su futuro, para lo cual es importante tener presente los siguientes conceptos:
 
¿Qué es el presupuesto?
 
Es una forma fácil de organizar el dinero que se recibe y el que se gasta en un periodo de tiempo determinado, con el objetivo de tener buenos rendimientos en las finanzas, ya sean personales, familiares o empresariales. La idea es que el valor que se gana sea más alto de aquel que se gasta.
 
Hacer un presupuesto periódicamente (semanal, quincenal, mensual, etc.) le permitirá llevar un control de sus finanzas y le permitirá realizar inversiones o ahorrar.
 
Su presupuesto es una herramienta muy valiosa porque:
 

  • Le permite asumir el control de sus finanzas
  • Identificar concretamente todos sus gastos
  • Le ayudará a evitar los gastos impulsivos
  • Le ayudará a decidir lo que puede y no puede comprar
  • Le permitirá llevar un control de la forma en que gasta su dinero
  • Le ayudará a crear un plan de ahorro
  • Le ayudará a decidir cómo se puede proteger contra las consecuencias

 
¿Qué debe tener en cuenta para elaborar su presupuesto?
 
Los ingresos que recibe durante el periodo de tiempo que durará su presupuesto.
Incluya siempre TODOS los gastos en los que incurre, así estos parezcan pequeños o insignificantes.
Tenga siempre en cuenta que sus gastos sean menores que sus ingresos, para generar un buen porcentaje de ahorro.
 
¿Cuáles son las partes de un presupuesto?
 

1. Los ingresos: es el dinero que se recibe por diferentes conceptos en un espacio de tiempo determinado; por ejemplo:


Tipos de ingreso:

  • Ventas: los comerciantes reciben ingresos por las ventas de los productos de sus negocios o microempresas.
  • Resultado de cosechas: para los productores agrícolas; el ingreso se puede presentar cada tres, seis o nueve meses, cada año o dos años, dependiendo del ciclo de su siembra.
  • Sueldo, salario o jornal: es el dinero que se recibe de forma periódica por un servicio prestado, puede ser diario, semanal, quincenal o mensual.
  • Ingresos extraordinarios: son aquellas sumas de dinero con las que no se cuenta habitualmente, tales como bonificaciones, herencias, reconocimientos en dinero.

2. Los gastos: son aquellos valores en dinero  que usted debe pagar por un artículo o por un servicio que compra o consume.


Cuando elabore su presupuesto, tenga en cuenta únicamente aquellos gastos que corresponden al periodo de tiempo que usted eligió para elaborar su presupuesto.

Tipos de gasto:

  • Gasto importante: es aquel que se debe realizar de manera indispensable para satisfacer las necesidades básicas que generan calidad de vida. (cuota de arrendamiento, alimentación, educación, etc.).
  • Gasto inesperado: es aquel que por lo general no se tiene en cuenta dentro de los gastos cotidianos, dado que son inesperados o esporádicos (enfermedades, accidentes, etc.).
  • Gastos fijos: son aquellos que se efectúan con regularidad y las cantidades no suelen cambiar mes a mes (servicios públicos, telefonía celular, etc.).


Reglas de Oro para cumplir un presupuesto

  1. Conocer el porqué, es importante tener claro porque se efectúa el presupuesto a fin de tener un incentivo fuerte.
  2. Ser Realista, se debe tratar de establecer objetivos que no sean muy ambiciosos y difíciles de cumplir, puesto que puede llevar a que se desista con facilidad.
  3. Fuerza de Voluntad, hay que ser disciplinado. Cumplir el nivel de gastos establecido en el presupuesto y si no se está cumpliendo  realizar ajustes.
  4. Priorizar los gastos, lo importante no es limitarse sino saber administrar bien el dinero, comprando lo indispensable y pagando las cuentas a tiempo.
  5. Planear lo inesperado, es fundamental contar con un fondo de emergencias. Para ello es necesario ahorrar un monto de los ingresos mensuales.
  6. Los gastos ocasionales, incluir en el presupuesto los gastos esporádicos como el pago de impuestos, fiestas, regalos, etc.
  7. Escribir los gastos diarios, al identificarlos a conciencia, representarán un ahorro o por lo menos no generarán un faltante a final de cada mes.
  8. No mezclar las cuentas, las personas independientes no deben revolver las cuentas personales con las del negocio.
  9. Hablar con la familia, si todos comprenden cuál es el propósito de tener un presupuesto, contribuirán a lograr que este se cumpla.